Cuida tus dientes también fuera de casa

El estilo de vida actual ha cambiado los hábitos de comer. Y estos, a su vez, han modificado las rutinas de higiene oral. El ritmo acelerado actual no deja mucho tiempo para comer y, a menudo, se hace fuera de casa.

Todos sabemos que para tener unos dientes limpios y sanos, es preciso cepillarlos de forma regular, pero no siempre se dispone de un cepillo de dientes a mano. En esos casos, masticar chicle sin azúcar, como Orbit®, puede ser un buen complemento para el cuidado bucal.

¿Qué ocurre en la boca cuando se come?

Después de comer o beber, los azúcares y otros carbohidratos (almidones) de los alimentos entran en contacto con la placa bacteriana y son convertidos en ácidos. Estos ácidos bajan el nivel de pH de la boca y el esmalte de los dientes puede perder, como consecuencia, minerales importantes. Esta debilitación del esmalte es un factor de riesgo en la aparición de caries.

¿Cómo puede ayudar el chicle sin azúcar?

Se ha demostrado que la saliva es la respuesta natural contra la caries y las enfermedades de las encías. Limpia la boca de los restos de la comida y contiene los mismos minerales que los dientes, además de contribuir a neutralizar los ácidos de la placa y a remineralizar el esmalte de los dientes. Masticar chicle sin azúcar, como Orbit®, durante 20 minutos después de comer o beber puede ayudar a aumentar la producción de saliva.

Esta saliva estimulada posee, además, una mayor concentración de bicarbonatos y minerales, y, por lo tanto, es más efectiva que la saliva normal para reparar las erosiones del esmalte.