La saliva tiene un papel importante en mantener la Salud Bucal: ayuda a construir y mantener la salud de los tejidos blandos y duros. Es la defensa natural más importante de la boca contra la caries.

Una reducción en la cantidad de saliva producida puede llevar a un aumento de caries, dificultades a la hora de masticar y tragar, úlceras bucales y a un aumento en la susceptibilidad a las infecciones. Los pacientes que sufren de xerostomía (sequedad en la boca) son especialmente vulnerables y son los que más posibilidades tienen de padecer todos o muchos de estos problemas.

Una forma muy efectiva de estimular la producción de saliva es masticar chicle sin azúcar.