La caries dental es una de las enfermedades crónicas más comunes del mundo. Pero aunque la fluorización del suministro de agua y los cambios en el estilo de vida han contribuido a una tendencia descendente en la prevalencia de la caries dental, las tasas globales continúan siendo de gran preocupación. Esto sugiere que podría existir la necesidad de nuevas estrategias preventivas para completar las existentes, para reducir el riesgo de caries dental y mejorar la higiene bucal.

Una forma muy efectiva de estimular la producción de saliva es masticar chicle sin azúcar.